viernes, 12 de febrero de 2016

Estados Unidos emerge como el mayor paraíso fiscal del mundo

Se negó a aceptar la normativa de la OCDE que busca frenar la evasión fiscal
Este artículo se ha publicado en Información Sensible
Delaware es el Estado con más empresas extranjeras registradas
EE.UU. sustituye a Suiza como país que más brazos tiende a los millonarios que buscan el paraíso para su dinero. Delaware, el segundo Estado más pequeño del gigante económico, cuenta con más empresas extranjeras registradas que habitantes. Pero el lado más oscuro de los paraísos fiscales no es que quienes van a parar a ellos estén dejando de pagar los impuestos que les corresponden en sus países, sino que son utilizados para almacenar ganancias conseguidas a partir de actividades delictivas.


A pesar de la normativa internacional que ha intentado ponerles freno, los llamados ‘paraísos fiscales’, donde los más adinerados llevan su dinero para pagar menos impuestos, están en auge y no parece que sea fácil acabar con ellos.

La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) elaboró una normativa para seguir la pista de quienes buscan no pagar los impuestos que les corresponden. Un total de 97 países adscritos a este organismo acordaron adoptar, a partir de 2014, medidas de control y normas de transparencia para las cuentas depositadas fuera de su territorio. Se negaron a aceptar la normativa de la OCDE, Bahréin, Nauru, Vanuatu y Estados Unidos.

En EE.UU, la teoría dice que es legal atraer clientes extranjeros para que depositen allí su dinero, garantizando a cambio su total confidencialidad. La condición para ello es que no se favorezca de forma intencionada la evasión fiscal en los países de donde llegan esos clientes.

Si nos preguntan ¿sabes dónde hay paraíso fiscal? Probablemente nos vendrá a la mente Suiza,  y efectivamente este pequeño país del centro de Europa ha sido el favorito para quienes buscaban la banca secreta, hasta ahora.

Tras decidir quedarse al margen de la normativa de la OCDE, Estados Unidos es ahora el país que más brazos tiende a los millonarios que buscan el paraíso para su dinero. Algunos Estados como Nevada o Dakota del Sur destacan especialmente como destino fiscal por la cantidad de clientes extranjeros que están acogiendo sus sucursales bancarias.

Delaware, el Estado con más empresas que habitantes
Pero, sobre todo, destaca el Estado de Delaware como territorio de acogida de clientes extranjeros, pues Delaware cuenta con más empresas registradas que ciudadanos.
Según el censo de 2010, este Estado cuenta con 897.934 habitantes y más de 900.000 empresas registradas. Sólo la ciudad de Wilmington, en Delaware, registra más de 285.000 empresas y 70.851 habitantes.

En Wilmington, en Orange Street, está la oficina de Corporation Trust Center, que acoge al 60% de las mayores empresas del mundo.

¿Quién quiere acabar con los paraísos fiscales?
Frente a estos datos, acabar con los paraísos fiscales parece una tarea imposible, sobre todo por la evidente falta de voluntad política, que parece más volcada en mantener los intereses con las empresas que en trabajar en una legislación que ponga freno al creciente poder de las grandes.

El lado más oscuro de los paraísos fiscales no es que quienes van a parar a ellos estén dejando de pagar los impuestos que les corresponden en sus países, sino que son utilizados para almacenar ganancias conseguidas a partir de actividades delictivas.

El Departamento del Tesoro de EE UU baraja implantar normas de control para las cuentas de empresas y particulares registradas en su territorio, pero el Congreso podría volver a rechazar ese proyecto, como lo hizo con el de la OCDE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario